Saltar al contenido
Cubo de rubik 4x4

El rompecabezas del cubo de Rubik es, sin duda, uno de los mejores métodos para entrenar la memoria y la mente incorporando, al mismo tiempo, una excelente dosis de diversión.

Y si bien ya tiene décadas en el mercado, parece que cada año se vuelve más popular. Además del cubo estándar de Rubik 3X3, se han desarrollado otras variaciones, entre las que destaca, por supuesto, el cubo Rubik de 4×4.

Por ello, si estás interesado en cómo resolver un cubo Rubik 4×4, a continuación te lo presentamos:

¿Cómo resolver el cubo Rubik 4×4?

En términos generales, debemos decir que el armado de cubo Rubik 4×4 es muy semejante al del cubo Rubik tradicional de 3×3. Por ejemplo, vamos a iniciar por el centro superior, eligiendo un color del cubo, luego armaremos los centros, las zonas contiguas a los centros (estos son pasos extra) y finalmente las esquinas. Ello, así mismo, bajando desde la capa superior a la inferior, o visceversa.

Conceptos básicos

Siempre que armemos el cubo, debemos de colocar siempre la misma cara hacia nosotros, sobre todo cuando lo vamos a armar por vez primera.

Un cubo Rubik 4×4 cuenta con:

  • Elementos centrales
  • Esquinas
  • Cara superior e inferior
  • Cara delantera y trasera
  • Cara izquierda y derecha

A medida que las caras se hacen más grandes, los símbolos cambian. Las piezas ubicadas cerca de las esquinas se indican con letras latinas grandes. Mientras que las piezas que están dentro están indicados por pequeños caracteres.

Así, tenemos que, por ejemplo, en la cara frontal hay dos capas izquierda y dos derechas (L, l, r, R).

En la parte superior e inferior hay capas posterior y frontal (B, b, F, f).

Y en el lado izquierdo y derecho están las capas superior e inferior (U, u, D, d).

Conceptos básicos

Así mismo, una letra sin apóstrofe indica rotación en sentido horario.

El apóstrofe al lado del símbolo de la letra (p. Ej., L ‘) significa que debemos de girar la cara de la izquierda un cuarto hacia la izquierda.

Si las letras están juntas sin una coma, las capas deben rotarse simultáneamente.

Así mismo, no debemos de olvidar que los números indican cuántas veces es necesario rotar una u otra cara.

Pasos para armar el cubo Rubik 4×4

En la primera fase es necesario armar cada uno de los centros de las 6 caras sin desarmas los que ya hemos logrado.

Posteriormente, nos dedicaremos a armar las piezas contiguas al centro; y si bien, puede que se desarmen los centros momentáneamente. Con la secuencia correcta, eventualmente serán recolectados.

Después de estos pasos, podemos armar el cubo Rubik 4×4 de la misma manera que recolecta el cubo de Rubik 3 × 3.

El siguiente paso consiste en ubicar correctamente las aristas, que deberán concordar con el centro, para lograrlo, elegiremos primero el color que seleccionamos como el color del nivel superior. Para ello, gira la cara superior hasta que los colores coincidan.

Llegado a este punto, cualquier ángulo en la parte superior de los movimientos U, U ‘y U2 se coloca en su lugar. Éste debe de coincidir con dos colores en las capas inferiores (por ejemplo, el borde inferior izquierdo se combina con verde y el borde inferior derecho con blanco). Aunque pueden surgir situaciones que requieren las siguientes combinaciones, usando las dos combinaciones siguientes es necesario para devolverlas a su sitio:

R2 D2 RUR ‘D2 R U’ R

R ‘U R’ D2 R U ‘R’ D2 R2.

Usando estas y otras fórmulas, podremos armar el cubo Rubik 4×4, que como podemos ver, sólo implica algunos pasos extra, en comparación con el cubo Rubik de 3×3. 

Finalmente, si tienes buena memoria, puedes aprender el esquema de armado e intentar batir tus propios récords d velocidad.